Vivir sin trabajar

¿Podemos realmente vivir sin trabajar? Puede que en muchas ocasiones te hayas planteado hacerte esta pregunta, pero para responderte, lo primero que tienes que cuestionar es, ¿A qué consideras trabajar? Confucio dijo una vez: “Elige un trabajo que te guste y nunca tendrás que trabajar”.

Aunque esta frase es conocida por todos y se refiere a que desde un punto de vista mental y desde un enfoque individual, una persona que hace lo que le gusta, no lo puede considerar un trabajo, aunque cumpla con los criterios que conforma un empleo: Que sea una actividad consciente, con objetivo, que dignifique, que de sentido y que esté definido.

Verdades sobre vivir sin trabajar

 

Aunque esto es cierto, nunca dejamos de estar sometidos a un empleo que requiera de nuestro compromiso constantemente, además de cumplir con el horario estipulado y ser rentable desde un punto de vista económico para la empresa que nos contrate. De ahí la pregunta con la que hemos comenzado este artículo, ¿Podríamos verdaderamente vivir nuestra vida independiente al sector laboral? ¡Te invito a que lo descubras!

¿Cómo se puede vivir sin trabajar?

Desde el primer momento quiero bajarte de la nube, el trabajo es necesario para interactuar en la sociedad en la que vivimos, además de dignificar al ser humano e incentiva, de alguna manera, el esfuerzo y el sacrificio por conseguir una recompensa.

Consejos para poder emprender

Ahora bien, existen multitud de posibilidades que tú podrías escoger para conseguir un estado de independencia económica y no considerar que estas trabajando para lograrlo, puesto que a la hora de ganar dinero hay posibilidades de todo tipo y ceñidas a los gustos e intereses de muchas personas.

Poner en marcha un proyecto de empresa propio, siendo tu propio jefe y ofreciendo al mundo el producto o servicio que a ti te gusta ofrecer no se puede considerar un trabajo como tal, si no una pasión. Mismo caso ocurre con los estudios superiores, en los cuales tú mismo eliges que carrera o formación profesional se adapta mejor a tus intereses, logrando que el estudio sea mas ameno y logrando una salida laboral a tu gusto.

Sin más, se trata de hacer lo que nos guste hacer con nuestras vidas, rentabilizarlo y transformarlo en unidades monetarias, y para lograrlo, existen ilimitadas formas y maneras de hacerlo, ya que las TIC nos brindan todas las herramientas que necesitamos para darnos a conocer en un mercado global.

Por qué debería de vivir sin trabajar

 

Hacer lo que mas nos gusta debe de ser el principal incentivo para plantearnos esta idea y reflexionar al respecto. No esperes a que una empresa llame a tu puerta y te pases los siguientes 40 años de tu vida haciendo un trabajo que no te llena. La vida esta llena de posibilidades y “vivir sin trabajar” trabajando de lo que mas te gusta a ti es, sin lugar a duda, el mejor incentivo que puedes tener.

En este punto es importante tener en cuenta otro aspecto, que no es otro que el de la frugalidad, cualidad de una persona en ser ahorrativo económicamente hablando, optimizando en todo momento el tiempo y el dinero. Podemos optar por la opción de trabajar durante muchos años con la visión a largo plazo de disfrutar de un par de años sabáticos, aunque la misión principal de esta cualidad no es otra que la de disponer siempre de la condición de independencia económica a través del ahorro de tiempo y de dinero.

Se realista con tus metas

 

Tanto si decides emprender en un negocio propio, como estudiar un grado universitario o barajar la opción de obtener la condición del frugalismo, debes de ser realista en cuanto a tu situación particular.

  • No todos hemos nacido en una “cuna de oro” y no todas las personas partimos desde la misma línea de salida. Es por ello por lo que, según tu propia condición personal, laboral y social actual, debes de tener el sentido común suficiente como para plantear una meta a medio/largo plazo realista.
  • Tu meta puede ser simplemente la independencia económica, disfrutar de dos años sabáticos, no deberle nada a nadie durante toda tu vida o, simplemente, no tener la sensación de haber trabajado jamás por dedicarte a lo que mas te apasiona. Sea cual sea, te invito a que pongas en marcha un estilo de vida que se ciña perfectamente a ti y te auto despidas de cualquier trabajo que no te guste, antes de que te quite la salud.

Ten claros tus deseos

 

Vive tu vida como si fuera irrepetible. Visualízate a ti mismo en el día de tu jubilación y dime, ¿Te gustaría ver una persona que ha vivido una vida intensa, llena de propósitos propios o a una persona que se ha dejado llevar por el mercado laboral de turno, sin criterio propio? Yo creo que esta pregunta se responde sola.

Ten clara tu meta y ve a por ella, “vivir sin trabajar” trabajando lo que te gusta a ti es posible. No necesitas mucho, tan solo una idea bien estructurada y llevarla a cabo de la mejor forma que sepas, si triunfas lograras tus deseos, y si fracasas, aprenderás para el próximo intento.

Construye los cimientos de tu próximo trabajo

 

En este punto es donde la mayoría de las personas se rinden, bien porque sienten miedo de emprender en algo por cuenta propia o bien por falta de confianza en si mismos. Ten claro el concepto por lo que quieres trabajar, construye una estructura solida y ponla en marcha sin tener en cuenta el “que dirán” y sin miedo al fracaso.

La “parálisis por análisis” nos hace no tomar decisiones firmes, el miedo nos atenaza, nos paraliza, y no nos permite desarrollarnos como a nosotros nos gustaría. Por ello, ármate y define claramente lo que quieres hacer: comenzar un nuevo trabajo, emprender en un proyecto o iniciar estudios. Prepárate para tu propia batalla y lucha por conseguir tus sueños y tus propósitos.

Qué hacer mientras creo un proyecto o negocio de éxito

 

Habrás odio hablar de la frase de: “Haz lo que los demás no hacen y vive lo que los demás solo pueden soñar”. Para crear un proyecto o negocio propio y de éxito, se necesita financiación, y esta debe de salir de tu propio trabajo.

Puede darse el caso de que quieras emprender y, a la vez, estés trabajando por cuenta ajena para un tercero. En este caso particular, si te gusta tu empleo, te invito a no dejarlo hasta que tu proyecto sea solido y ande por si solo. Trabajar para un tercero en cierta etapa de la vida te enseña los valores que otorga el trabajo, en especial, a valorar cada céntimo que consigues.

 

Beneficios de vivir sin trabajar

 

Los beneficios de vivir sin trabajar son estos:

  1. Independencia: No tendrás que cumplir horarios ni dar explicaciones a ningún “superior” sobre lo que haces o dejas de hacer.
  2. “Trabajar para vivir, no vivir para trabajar”: Si no consideramos como trabajo el hecho de trabajar por y para nosotros mismos, sin lugar a duda este es el mejor motivo y/o razón para emprender y autorrealizarnos por nosotros mismos.
  3. Adquisición de valores: Cuando tu vida depende de ti y exclusivamente de ti, aprendes valores altamente enriquecedores como la valentía, la generosidad o la moralidad.
  4. A tu gusto: Vivir sin trabajar conlleva a vivir tu vida a tu manera, sin depender de nadie y llevando por bandera tus propias ideas e intereses.

Desventajas de vivir sin trabajar

 

Las desventajas de vivir sin trabajar son estas:

  1. Confusión en el concepto: Si seguimos considerando como trabajo el hecho de trabajar por y para nosotros mismos, debemos de reflexionar, puesto que no es nada recomendable vivir sin trabajar propiamente dicho, ya que provoca conformismo, mediocridad y altas dosis de inmoralidad.
  2. No todo el mundo puede: Hay personas que no logran visualizar su vida dirigida por ellos mismos, ya que esta visión provoca pánico en las personas que necesitan ser guiadas siempre por un tercero.
  3. Planificación: Una persona que no sepa vivir sin trabajar, sin duda, no sabrá desenvolverse a la hora de optimizar su tiempo y su dinero, ya que siempre se ha dejado guiar por otras personas.

En definitiva, las desventajas que se presentan de vivir sin trabajar están exclusivamente reservadas para aquellas personas que no son capaces de expandir su mente y de visualizar que hay otro estilo de “vida” independiente.

Conclusión

Si logramos como personas humanas, expandir nuestra mente, tomar consciencia real de nosotros mismos y valorar el hecho de vivir por nuestros propios medios, tomaremos sin lugar a duda el camino que lleva a “vivir sin trabajar”, puesto que tomar la decisión de ser libres es una decisión reservada a los valientes y a las personas con objetivos claros.

 

Préstamos

Cantidad máxima: 1000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 0.00 %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 1000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 850 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 850 €
Información adicional
Cantidad máxima: 1000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 90 Día
Cantidad máxima: 1000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 600.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 600.00 €
Información adicional

Préstamos

Cantidad máxima: 1000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 0.00 %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 1000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 850 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 850 €
Información adicional
Cantidad máxima: 1000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 90 Día
Cantidad máxima: 1000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 600.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 600.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 3000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 3000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 900.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 900.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 4000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 15.00 %
Duración máxima : 3 Año
Cantidad máxima: 4000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 1000 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 0.00 %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 1000 €
Información adicional
Cantidad máxima: 9000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 9000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 4000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 48 Mes
Cantidad máxima: 4000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 1000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 1.00 %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 1000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 1200.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 0.00 %
Duración máxima : 4 Mes
Cantidad máxima: 1200.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 8000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 41.16 %
Duración máxima : 5 Año
Cantidad máxima: 8000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 5000 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 4.99 %
Duración máxima : 36 Mes
Cantidad máxima: 5000 €
Información adicional
Cantidad máxima: 750.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 0.00 %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 750.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 5000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 3 Año
Cantidad máxima: 5000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 1000 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 1000 €
Información adicional
Cantidad máxima: 1000 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 0.00 %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 1000 €
Información adicional
Cantidad máxima: 600 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 600 €
Información adicional
Cantidad máxima: 1000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 30 Día
Cantidad máxima: 1000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 40000.00 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 72 Mes
Cantidad máxima: 40000.00 €
Información adicional
Cantidad máxima: 600 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje 21.00 %
Duración máxima : 28 Día
Cantidad máxima: 600 €
Información adicional
Cantidad máxima: 900 €
Solicita tu prestamo
Porcentaje %
Duración máxima : 119 Día
Cantidad máxima: 900 €
Información adicional